Antología de quejas de nuestros lectores

Los clientes no pueden más

Redacción, 12 de septiembre de 2022

Durante los últimos meses nuestra redacción se ha visto inundada de mensajes de lectores cargados de indignación ante el trato humillante y los continuos engaños a que se ven sometidos por parte de CaixaBank y sus empleados más afines. 

Dedicamos hoy nuestra pieza a recoger, sin comentarios, algunos de ellos.

Los errores les salen gratis

«Hace año y medio el Estado concedía moratoria de un año al que no tuviera deudas. De pronto, aparece  en el Banco de España una deuda mía de la nada. Escribo al Banco de España y pasan meses sin que nadie responda. Pierdo el plazo de la moratoria. Al año recibo una carta en la que, sin una disculpa ni una explicación, me dicen que CaixaBank ha procedido a borrar los datos. A ellos, los errores les salen gratis».

«Te pueden colocar cualquier cosa. 6.000 euros de una deuda que no es tuya… cualquier cosa…. como si fueran mafiosos.  Tuve una historia… Los llevé al juzgado, y el juez empezó a alucinar… He salido de ahí no sé cómo. De CaixaBank y de La Caixa, no quiero ver ni una exposición».

«Tienen mano hasta en los registros. Te cambian la fecha de entrada de un documento y te adelantan un embargo como si tal cosa».

«Han hecho todo lo posible para arruinarme…».

La locura de ir a una oficina

«Hola, justamente voy  ahora a la oficina de CaixaBank a pelear el pago de una póliza de seguro de vida que me impusieron en su día de manera irregular. ¡Unos caras!»

«Cuando vas a una sucursal es una locura… Y estar con el gestor es más complicado que quedar con un ministro».

«Yo ya he montado un par de broncas y te miran como si no estuvieras presente. ¡Gente conocida desde hace años! Como si no existieras…»

«Los medios progres y los no progres son la voz de su amo…»

«He estado esta mañana en dos oficinas de CaixaBank y es para salir corriendo. Nefasta gestión.»

«Al final, después de mucho negociar, conseguí la cancelación del seguro de vida sin necesidad de notificarlos anticipadamente. Eso sí, me intentaron vender un plan de pensiones, un portátil, una lavadora, un móvil, un patinete… Tal cual».

«He sido cliente de CaixaBank desde 1985, he tenido dos empresas y dos hipotecas con ellos, pero hasta aquí he llegado. Es una vergüenza esta gente, y ya está».

Correo electrónico

Estos y otros muchos mensajes nos ha llegado a través del correo electrónico de nuestro periódico info@caixabankia.com. Algunos de ellos han sido editados para no alargarlos innecesariamente y para garantizar la confidencialidad de nuestros corresponsales, pero, naturalmente, se encuentran a disposición del regulador o de las autoridades que quieran abordar una investigación seria sobre lo que está sucediendo en la entidad regida por Fainé / Goirigolzarri / Gortázar.