Más beneficios para Criteria y los accionistas de CaixaBank

Los dueños de CaixaBank

Redacción, 15 de septiembre de 2022

Todo el mundo está angustiado ante el otoño que se avecina. Encarecimiento, carestía, pérdida de poder adquisitivo. ¿Todo el mundo? No. La banca, como en los casinos, siempre gana, y algunos bancos, como  el CaixaBank de Fainé, ganan más.

Dinero más caro

La subida de los tipos de interés anunciada por el Banco Central Europeo -la más alta de la historia, del 0,75%- ha disparado las expectativas de todos los bancos para elevar sus ganancias  a base de un encarecimiento espectacular del precio del dinero. La repercusión en las hipotecas y en los créditos ya se empieza a notar.

En estos casos, la morosidad es la gran amenaza, pero CaixaBank ya se ha cuidado durante estos años de quitarse de encima a los clientes de medio pelo y todos los especialistas coinciden en que es el banco con menos riesgo de morosos en el mercado español.

Subida del dividendo

A esta lluvia de dinero se suman los ingresos por el aumento de comisiones -en las que también CaixaBank, como en tantas cosas, es líder-, aparte de la reducción de costes, de la que ya hemos hablado, por los cierres de oficinas y la reducción de empleados.

¿Conclusión? Cuando todo el mundo está preocupado, CaixaBank  ya piensa en incrementar el dividendo  a sus accionistas hasta los 30 céntimos por acción, lo que supone un 30 por ciento de subida sobre las previsiones. Y más aún, piensa también en seguir creciendo en Latinoamérica, a través de las inversiones de Criteria, el juguete favorito de Fainé.

Hay clientes preocupados por la calidad del servicio, pero viven en el error, como demuestran los incesantes premios que CaixaBank recibe. Era Brecht el que decía «verdaderamente vivo en tiempos sombríos» y muchos ciudadanos pueden sentirse identificados con esta afirmación. Ni Fainé ni Goirioglzarri ni Gortázar pueden decir lo mismo: para ellos -y para María Luisa Martínez- son tiempos de ganar más.